Comarca de Talavera

Talavera y su comarca como cruce de caminos, como enclave estratégico de culturas, tradiciones, historia, presente y futuro. Una tierra bañada por el Tajo que crea con sus barros piezas cerámicas que cuentan historias, que invita a pasear por sus tierras de cultivo y conocer su riqueza cinegética; una tierra de sabores, los de sus hortalizas o sus carnes, los de sus típicas carillas; una comarca de casas señoriales, rollos jurisdiccionales y ermitas. Una historia por contar y por descubrir.

 

Su flora y fauna

La ribera del río Tajo es prolífica en paisajes de encinas y alcornoques, pinares, monte bajo de jaras y mimosas, olivas e higueras. Una arboleda que convive con tierras cultivadas, rica huerta y ganadería, especialmente de ovino y bovino. Su fauna característica está compuesta por especies como el conejo, el zorro, el gato montés, el jabalí o la culebra de escalera, mientras que sus cielos son surcados por palomas zuritas o búhos reales.

 

Su gastronomía

La gastronomía de la comarca talaverana está muy ligada a las huertas del Tajo donde abundan las verduras y hortalizas destacando el pisto talaverano o las carillas, una legumbre pequeña característica de esta zona. No podemos olvidar las carnes de caza menor, como el conejo, ricamente guisado con tomate y romero o al ajillo. También son característicos de esta comarca los guisos de cordero o cabrito y el cochifrito, herencia de su tradición ganadera. El toque dulce lo ponen las puches o las conocidas caridades, bollos aderezados con azúcar y anís.   

 

Sus monumentos

Casas señoriales como las conservadas en el municipio de Cazalegas,  ermitas únicas como las de San Illán y San Blas en Cebolla, con magníficos paneles cerámicos del siglo XVI, iglesias o rollos jurisdiccionales conviven con la seña de identidad de la capital de la comarca, la cerámica talaverana.  En la capital comarcal, es visita obligada la Basílica del Prado, conocida como la Capilla Sixtina de la cerámica, la colegiata de Santa María la Mayor, un paseo por los Jardines del Prado o sus casco antiguo para disfrutar de sus vestigios amurallados, o una ruta por sus puentes.

 

Naturaleza

La comarca de Talavera cuenta con una amplia zona LIC, bajo la denominación de ‘Barrancas de Talavera’ y que tiene un  área de 11.82 km cuadrados. En sus paredes escarpadas nidifican especies de aves características, algunas de ellas amenazadas, como el halcón peregrino o el águila perdicera. Este espacio, salpicado por tomillos, romeros y retamas, también acoge uno de los coscojares más importantes de la Meseta Sur.  

 

Rutas y senderos

Mención especial merece el embalse de La Portiña, un humedal protegido donde disfrutar de rutas de observación de bosques, aves o pesca, además de ser un vergel para los amantes de la micología. Además, este enclave cuenta con un valor histórico al ser escenario de la conocida Batalla de Talavera contra los ejércitos franceses en la Guerra de la Independencia. Además, destacan las rutas que recorren las Barrancas del Cerro Negro o los parques de Los Sifones y Los Pinos.

SUSCRÍBETE
A NUESTRO NEWSLETTER

© 2016 - 2023 ADC Tierras de Talavera :: Asociación para el desarrollo de la comarca de Talavera, Sierra de San Vicente y La Jara | Desarrollo web: box Ideas de Comunicación

Aviso Legal y Política de Privacidad | Política de Cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar y mejorar tu experiencia de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.